Resultados bajo pronóstico

Entre los aspectos destacados por la evolución de los principios del gobierno y la representación política, la democracia de audiencias ha terminado superando a la democracia de partidos. Una tendencia en las preferencias del elector manifestada por la poca importancia dada la doctrina o la ideología de los partidos. Los candidatos aprenden a moverse en un dominio que pertenece a los medios. Sin embargo, el denominado marketing político interpreta fragmentos de la política, como acabamos de observar en los resultados de las elecciones este 14 de marzo de 2010.


Estas elecciones contienen también una declaración de principios subordinada a dos características: (1) la disciplina del Uribismo, en los resultados consolidados por el partido conservador y el partido de la U; y (2) Una tendencia del elector a respaldar la orientación de gobierno. Ambas obran a favor de pequeñas coaliciones en la campaña presidencial. Los resultados describen un premio anticipado al estilo del gobierno Uribe. Estos resultados reflejan parcialmente las lealtades del elector como ciudadano. De modo que quienes votaron con preferencia uribista no fueron llevados solo por la pasión.

La democracia representativa ha evolucionado con estas formas. El país demandaba un orden diferente, un modelo de gobierno que limitara los desastres del conflicto armado. Y este gobierno se acomodó a esas demandas. ¿Qué cambios ha tenido la representación política en el Congreso? Una respuesta es la pluralidad multipartidista. Esto es verdadero, pero no tan verdadero. En realidad se han afirmado dos tendencias claramente diferenciadas. La primera refleja una débil oposición liberal, la segunda, una combinación entre oportunismo y transición.

El balance global configura una modalidad de preferencia conservadora. Los electores votan con sentido práctico: conservar la economía y conservar la seguridad democrática. Ocho años de gobierno no significan únicamente ocho años con el presidente Uribe, son además, un largo proceso de aprendizaje: valores compartidos, discursos, expresiones, formas heredadas por el ciudadano. Las votaciones del pasado domingo reflejan un proceso compartido de elección por un lenguaje y un estilo de poder político.

Distinguir entre ganadores y perdedores es simplificar. ¿Ganan el partido de la U y el partido conservador? ¿Pierden los partidos Cambio Radical y el Polo Democrático?, ¿Ganan los liberales porque gana Nohemí Sanín? La complejidad de esta campaña se relaciona menos con su tendencia que con insuficiencia de propuestas alternativas. O mejor, con limitados recursos de la oposición. Salvando diferencias, el uribismo tiene ventajas porque cuenta con hechos contundentes. A la oposición le debilita su incapacidad de haber mostrado un comportamiento menos resuelto frente a problemas críticos. La oposición no logró una oposición que convenciera al ciudadano.

También es caprichosa la interpretación que encuentra un Congreso más dividido. Las bancadas del Uribismo se han cerrado estrechamente, de modo que el presidente que llega puede tener ventajas (en principio). Pero quienes han perdido hacia el futuro son el liberalismo y el polo democrático. En ambos casos, la desventaja es tanto cuantitativa como cualitativa. Y no se puede esperar demasiado de los actos legislativos, porque una coalición uribista, con Santos como presidente, fortalecerá el clientelismo. La oposición jugará en condiciones mermadas, pero con posibilidades de convertirse en una oposición más seria

¿Qué pronostican estas elecciones? Que los pronósticos sirven poco. Estos resultados reproducen un efecto retroactivo, una mayoría Uribista ha consolidado una ventaja política heredada. Las condiciones pueden ofrecer, sin embargo, una oportunidad para el debate presidencial. Entre los candidatos del liberalismo y del partido de la U podemos encontrar variaciones, del mismo modo que en Vargas Lleras o el partido verde. Pero incluyendo al candidato del partido conservador, la retórica no puede pasar por encima de los hechos. Los electores no son tontos. O si tontos, son tontos racionales.

Comments

Popular Posts